Sing Me The Blues (III): Son House

son house

 Edward James Son House, Jr (1902-1988) recorrió el camino inverso al de Skip James. A los 25 años abandonó su labor como pastor y predicador para dedicar su vida al blues, lo que probablemente disgustó a su padre, un músico ex alcohólico de Clarksdale que se convirtió en diácono baptista unha vez dejó la bebida. El vehemente talento vocal de Eddie, su habilidad con la guitarra slide y un estilo personal que incorporaba elementos de la música gospel, le permitieron hacerse un hueco entre los grandes. La Depresión del 29 minimizó su impacto a escala nacional, aunque House siguió siendo una pequeña celebridad en Mississippi durante la década de los 30. Su trabajo inspiró a otras figuras del género como Robert Johnson o Muddy Waters, y también a músicos de generaciones posteriores como Bonnie Raitt, John Hammond o White Stripes. Pero su vida no fue ningún camino de rosas: pasó algún tiempo entre rejas tras matar a un hombre en defensa propia y acabó aparcando la música en 1943 para trabajar en el ferrocarril. A partir de aquí la historia se repite: la ola revival de mediados de los 60 permite su redescubrimiento artístico, y Son House es aclamado en festivales como los de Newport, Nueva York, Montreux o Toronto, antes de retirarse definitivamente en 1974. Pasó sus últimos 14 años en Detroit, donde murió de cáncer de laringe el 19 de octubre del 88. Antes grabó este álbum maravilloso con la impagable ayuda de Alan Wilson (Canned Heat):

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s